domingo, 12 de julio de 2015

La Superficialidad

Vivimos constantemente en la superficie de la vida, siendo presas de lo material, lo perecedero, la belleza sin más, pensando que esto nos dará la felicidad. 

No nos enseñan a mirar el interior, sobre todo el nuestro, a empatizar con otras personas, a ser conscientes de que cada uno es un individuo pero al tiempo somos uno.

Me terminé dando cuenta de que las personas más superficiales son las que no han aprendido a mirar en su interior, las que no se conocen a sí mismas. 
Son egoístas, egocéntricas, prepotentes, creyéndose superiores a los demás. Algunas narcisistas, otras competitivas, así se pasan la vida intentando humillar al que tienen al lado para parecer ellos mejores. 

Todos, absolutamente todos tenemos defectos, pues la perfección no existe y si existiera un ser así, sería uno que reconocería y admitiría sus defectos e intentaría mejorarlos. 

Las personas superficiales parecen tener miedo de sí mismas y por otra parte de que los demás los vean tal cual son y piensen que son unos pobre mediocres.

Hace poco leí, que realmente nadie es especial, cada uno tiene sus propias cualidades que le hacen de una u otra manera. Pero a los humanos nos encanta encasillar a las personas , enaltecer a unas y degradar a otras.

Siempre estamos viendo la paja en el ojo ajeno, como si nosotros fuésemos perfectos. Pero tras estas críticas, lo que hay es una gran inseguridad y falta de amor propio, pero en lugar de hacerlo patente, preferimos esconderlo tras una máscara de superficialidad, mostrando a los demás "Lo mucho que nos queremos a nosotros mismos". Pero... ¿De verdad lo hacemos?  

Por Inma (Amrit Nam Kaur)