sábado, 3 de septiembre de 2016

Date un respiro (Respiraciones para combatir la ansiedad)




Todos alguna vez hemos pasado por una etapa dura, nos hemos visto sin trabajo, o por el contrario estresados por él, problemas con la familia, hijos, pareja... Etapas en las que todo parece venir de golpe, con enfermedades incluidas, o directamente caemos en una depresión porque no sabemos afrontar el día a día. 
Unos se quedan paralizados sin saber qué hacer, otros lloran, otros gritan, se desesperan y al final terminamos en la consulta del médico que nos receta un ansiolítico para que nuestro corazón no termine explotando.

¿Qué hacer a partir de entonces?

Cosas muy sencillas. Para empezar, recordad que los riñones están relacionados con los estados de estrés, son los que generan la hormona cortisol, la que provoca esa subida de estrés, así que sería conveniente beber agua durante el día para que estos puedan hacer una optima función de filtración y eliminación de toxinas.

Otro hábito que puedes adquirir es hacer ejercicios en los que estires tu zona lumbar, en la que se vean involucrados los riñones y por otro lado el abdomen, ya que es un punto muy importante que si logras fortalecer conseguirás aumentar tu energía.
El punto del ombligo es donde se unen las energías prana y apana, energía de asimilación y energía de eliminación. Asimilamos oxígeno, comida, bebidas y eliminamos anhídrido carbónico, sudor, orina, heces...

La cuestión es que he titulado a este post "Date un Respiro", porque voy a centrarlo en la respiración.
Siempre nos dicen que respirar es la mejor manera de controlar la ansiedad, el estrés, los estados de pánico, pero cuando estos son muy elevados nos es muy difícil centrarnos en la respiración. De hecho, la mayoría de la gente tiene esa sensación opresiva tan incómoda en el pecho que no saben cómo deshacerse de ella. 
No te voy a decir que con que hagas ciertas respiraciones una vez se te va a ir de repente la ansiedad. Esto requiere que lo hagas todos los días durante un tiempo determinado y que lo tomes como un hábito. Va a ser un complemento más para combatir tu ansiedad. 

Empezamos por la respiración larga y profunda

Voy a indicar dos maneras de hacerla:

1.
Para hacerla por primera vez es mejor hacerla tumbad@ o sentad@.
Coloca una mano sobre tu abdomen y otra sobre tu pecho. Comienza a tomar aire por la nariz de manera lenta a la vez que lo diriges a tu abdomen, permitiendo que se hinche como un globo. Cuando esté totalmente hinchado, continúa tomando aire para llenar y elevar tu pecho hasta sentir como el aire eleva tus clavículas. 
Ahora retén el aire unos tres segundos y comienza a soltar el aire, también por la nariz, primero el del pecho, de manera muy lenta y después el del abdomen hasta que te sientas totalmente vací@. 
Aquí si quieres puedes retener el aire fuera otros tres segundos.

2.
Ahora voy a compartir un vídeo de youtube que se titula "Ejercicio de respiración para la coherencia cardiaca".
No voy a explicar de qué trata porque ya lo hacen en el vídeo.

La diferencia que hay con respecto a la respiración anterior es que se inspira por la nariz y se espira por la boca y ambas manos sobre el pecho. Tampoco hace retención de aire. Es muy interesante, ya veréis. 





Si os fijáis, el círculo va cambiando de color, son los colores correspondientes a los chakras. Bueno, esto es solo una curiosidad.

Ambas respiraciones las puedes practicar antes de dormir, por ejemplo, al despertarte, o en cualquier momento del día en el que sientas el estado de ansiedad.
Empieza haciéndola durante tres minutos y si quieres puedes ir aumentando hasta los quince. 

En el caso de la primera, cuanto más profunda sea tu respiración, más toxinas lograrás eliminar. 





martes, 26 de julio de 2016

El estrés a corto y largo plazo.





El estrés es considerado un factor de riesgo importante para la salud cuando se alarga en el tiempo. Cuando es una situación puntual nuestro cuerpo reacciona secretando adrenalina y noradrenalina, lo que nos hace afrontar situaciones complicadas de manera exitosa.

En personas sanas no supone un peligro, pero sí en sujetos que padecen cardiopatías, llegando al infarto de miocardio.

Sin embargo, cuando el estrés se alarga en el tiempo, nuestro organismo sustituye la secreción de adrenalina y noradranalina por la hormona cortisol, producida por las glándulas suprarenales. Su exceso en el organismo puede provocar daños en órganos e incluso en el cerebro.

Los efectos a largo plazo de una secrección contínua de cortisol pueden producir:

-Hipertensión arterial
-Infartos de miocardio
-Contracturas musculares
-Cefaléas
-Úlceras gástricas
-Eccemas
-Depresión
-Insomnio
-Accidentes
-Ansiedad
-Sentimientos de vacíao
-Agotamiento
-Fracaso
-Impotencia
-Baja autoestima
-Nerviosismo
-Inquietud
-Dificultad para la concentración
-Baja toleracia a la frustración
-Comportamientos paranoides y/o agresivos, incluso psicosis.

Sin embargo, esta segunda fase del estrés, también llega a su fin. El organismo, incapaz de adaptarse, sufre un colapso conocido como Síndrome de burnout, que consiste en un desgaste extremo, sobre todo en un trabajador, que se haya expuesto a un estrés mantenido. Es una de las causas más importantes de incapacidad laboral.

Los síntomas del síndrome de burout son:

-Intensa irritabilidad
-Intolerancia a la frustración
-Evitación de las taréas estresantes
-Trato interpersonal distanciado, rutinário y mecánico
-Egocentrismo
-Abuso de sustancias
-Absentismo aboral
-Disminución del rendimiento
-Frecuentes conflictos con las personas más cercanas, debido a los cambios mentales.

Lo que los profesionales aconsejan en estos casos es que la persona, si su estrés deriba de su actividad laboral, la incapaciten temporalmente de sus funciones, y se someta a tratmiento psiquiátrico y terapia psicológica.

En cualquier caso, existen erramientas que pueden ayudar al proceso de sanación, esté o no en terapia la persona afectada.
Se ha demsotrado que la respiración es capaz de cambiar el PH de nuestra sangre, acíéndola más ácida al relentizarse y más alcalina al aceleraarse:

Respiración acelerada (hiperventilación) —> disminución del CO2 —> alcalosis
Respiración ralentizada (hipoventilación) —> aumento del CO2 —> acidosis

Los mayores picos de cortisol los experimentamos en las primeras horas de la mañana, y luego van disminuyendo a lo largo del día.
Por eso, muchos practicantes de yoga meditan a primera hora de la mañana, incluso antes de que salga el sol. Auque eso no es tan importante como el practicar yoga, o meditación de manera contínua para acostumbrar al cuarpo a un cambio de PH y de reducción de cortisol.

sábado, 21 de mayo de 2016

El pericardio o maestro corazón

Comparto con vosotros el extracto de un libro llamado "La vía oculta del aikido y las artes marciales" de Carmelo Ríos. Es un libro realmente interesante que recomiendo leer tanto a los amantes de las artes marciales como a los del mundo espiritual. 
En este caso, Carmelo habla del pericardio, "el corazón principal".

  

"El pericardio actúa como un escudo protector y como un cedazo que filtra las agresiones del mundo exterior, mentales, físicas y emocionales, asegurando así el mantenimiento de la vida del Regente; es decir, del corazón. Muchas de las expresiones populares que hacen referencia al órgano cardíaco, como tener el corazón duro, de piedra, herido, roto, frío, caliente, grande, cerrado o abierto, se refieren en realidad al pericardio que fisiológicamente adopta todas esas formas o posibilidades con objeto de proteger el corazón. 

 Si se considera al corazón como el emperador o el rey del ser humano, el pericardio, literalmente es el chambelán o primer ministro encargado de transmitir las órdenes al resto del cuerpo. Pero como si se tratara de un perro guardián, cuando el pericardio está crónicamente cerrado o endurecido, es causa de no pocos problemas de salud y psicológicos, ya que tampoco permite que nadie o nada se nos acerque, o a lo peor, que salga al exterior lo mejor de nuestros sentimientos, y cierra las puertas a una comunicación o interconexión  energética con el mundo que nos rodea. 

  En la medicina tradicional venida de Oriente, el pericardio está conectado con todo el tejido interno del cuerpo humano, por lo cual, cuando está contractado, esclerosado o endurecido, sobre todo por causas emocionales, afecta a las funciones cardíacas, tanto físicas como psíquicas, al cuerpo astral (que recordemos, se alimenta fundamentalmente de sentimientos y de emociones) y a todo el organismo físico e incluso anatómico, incluyendo la respiración y evidentemente a la relación de esta con el prana o ki. 
En la práctica del buen aikido y otras artes marciales avanzadas, trabajan en profundidad sobre el pericardio para liberar el estrés físico y emocional. Sin duda, los grandes maestros del pasado hicieron por diferentes vías ese gran descubrimiento, y por ello recomiendan a sus discípulos concentrarse durante la práctica a la altura del pecho, incluso esgrimir o proyectar las manos o el sable desde el corazón, como enseña Morihei Ueshiba. Mi maestro, Michael Coquet, desde los tiempos más remotos, siempre me aconsejó esgrimir el sable desde el centro del pecho y nunca desde el vientre, pues esa actitud de presencia en el corazón eleva las energías háricas hacia arriba, al encuentro de vibraciones mucho más sutiles y evolucionadas. Por otra parte, el simple gesto de nuestras manos extendidas desde el corazón es altamente simbólico, de una necesidad de expresar la naturaleza profunda de nuestra alma luminosa o inmortal. 

 Los sheijs (maestros) sufíes descubrieron que existía una misteriosa y oculta relación entre los ojos, las manos y el corazón. En las antiguas y secretas escuelas de jiu-jitsu tradicional se sabía que los grandes expertos en el arte eran capaces de ver en la oscuridad con las palmas de las manos, y este es uno de los gestos supervivientes de antiguas épocas que aparece en las artes marciales superiores, cuando extendemos nuestras manos hacia el compañero de práctica. Es muy revelador el hecho de que en las imágenes de los maestros de karate-do o de aikido (ya ancianos) estos aparezcan con las manos abiertas y extendidas a la altura del corazón y nunca con los puños cerrados".




domingo, 14 de febrero de 2016

Síntomas del despertar accidental de la Kundalini

Foto: tarotvidenciaelisedefer.com
Físicos:
-Sensación febril, de arder, por desbordamiento del prana o ki que produce:
         -Congestión
         -Insomnio
-Exceso de energía con disfunciones serias en los órganos como el bazo, hígado, glándulas sexuales, útero, ovarios y pácreas.
         -También puede provocar frío.

Etérico-psíquicos:
         -Alteración en los nadis, incapaces de retener el fuego del prana.
         -Obsesión sexual.
         -Tendencias Obsesivas y compulsivas.
-Cambios bruscos de carácter de la euforia a la depresión (bipolaridad). Súbitas explosiones de cólera o sentimentalismo.
Pueden pasar de la lujuria al misticismo exagerado y ascético.
-Ruptura del cuerpo etérico.
-Fisuras en el aura.

Para arreglar dicho accidente, hay que reorientar el plexo solar hacia el corazón, un abandono de la vida subjetiva, un contacto con la naturaleza, comprensión y conocimiento de las leyes y la aplicación de las técnicas a base de sonidos.

“No podemos ignorar que algunas danzas, cuyo sentido real y origen se desconocen, unidas a ciertas formas de respiración pueden despertar la energía kundalini, pero tan apenas desde el centro sacro (Muladara) hasta el plexo solar inferior, con previsibles consecuencias, a menos que estas vayan alineadas a la oráctica de la meditación y al ejercicio de la compasión y por lo tanto dirigidas hacia centros superiores, sin que subyazca una intención oculta de anhelo y poder, de seducción, de atracción sexual o de adquisición de facultades psíquicas.

Las sagradas enseñanzas nos dicen que el verdadero despertar de la kundalini se produce cuando se ha alcanzado un elevadísimo nivel espiritual, y por tanto de apertura de los chakras superiores, lo que conlleva a un natural descenso de energía luminosa, extremadamente pura y positiva, desde arriba, al encuentro de la energía negativa que yace abajo, produciéndose entonces el maravilloso evento espiritual  en la vida del iniciado, o un adepto que los antiguos hermetistas llamaban las Nupcias Alquímicas (el matrimonio del mercurio con el azufre), o la experiencia mística de la transfiguración, como un cuerpo dorado e iridiscente en numerosos eventos relatados por testigos de la vida de los yoguis, santos iniciados o sabios”.
                                                        Carmelo Ríos


(Extracto del libro “La vía oculta del Aikido y las artes marciales de Carmelo Ríos)