miércoles, 18 de septiembre de 2013

Visitantes Galácticos en la antigua India


Uno de los lugares del mundo con mayores evidencias de tecnología aeronáutica en la antigüedad es el la India. Los relatos épicos del Mahabarata y el Ramayana nos describen unos artefactos voladores llamados los "Vimanas", unos vehículos celestiales que incluso algunos dioses ofrecían como regalo a unos pocos mortales elegidos, casi siempre miembros de la realeza.

Se distinguen 4 tipos de vimanas:Rukma,Tripura,Sakuna,Sundara
. 






Estos se subdividen a la vez en 113 modelos diferentes.
En el capítulo 15 del libro de Krishna, se describe así al Vimana del dios Shiva: "Era capaz de moverse sobre el agua y bajo el agua, podía volar tan alto y veloz que resultaba imposible de ver. Aunque estuviese oscuro, el piloto podía conducirlo en la oscuridad.
Es posible que los textos indues describan la capacidad de ver por un sistema de infrarojos y describe a su vez un armamento con capacidades químicas, electromagnéticas, nucleares y balísticas, propias de las potencias militares más avanzadas en nuestra actualidad.



El modelo de Vimana llamado Agneyastra, produce un fuego tan abrasador que puede reducir a cenizas a cualquier enemigo.
La Suryastra emite un resplandor que paraliza y ciega a todos los que quedan expuestos a su destello.
La Vayavastra, genera unos tornados de aire capaces de derribar a los más sólidos edificios y causar grandes destrozos en el terreno.
La Tvastra, genera un estado de confusión y perturbación entre las personas, que puede hacer que se acaben matando entre ellas.


En el Mahabarata se relata que cuando Krishna lucha contra su oponente Sauba, este se hace invisible en el campo de batalla, entonces, Krishna le lanza un misil que se guía por el sonido para que alcance su objetivo.

En el Samarangana Sutradhara (Siglo XI), se describe incluso el funcionamiento de estas máquinas voladoras: "En el interior hay que poner motor de mercurio con su caliente aparato de hierro por debajo. Por medio del poder latente en el mercurio, el cual establece el torbellino de conducción en marcha, un hombre sentado en el interior puede viajar a una gran distancia en el cielo.
Los movimiento de un vimana son tales que puede ascender verticalmente hasta ascender y descender verticalmente o moverse hacia delante o hacia atrás. Con la ayuda de las máquinas, los seres humanos pueden volar por el aire y seres celestiales pueden venir a la tierra."

Una y otra vez se citan en los textos que aquellos vimanas usaban mercurio como combustible y realizaban proezas tales como obtener imágenes en vuelo, fotografías de los carros voladores del enemigo, e incluso grabar conversaciones desde largas distancias.
En unas escrituras tibetanas se hablan de unas majestuosas perlas voladoras, capaces de transportar a cientos de personas de un lado a otro del mundo o incluso hacia lejanas galaxias. Sobre estas perlas voladoras se dice en el Ramayana: "Un hombre puede usar esta nave para trasladarse de forma maravillosa y cubrir grandes distancias en el cielo. También con estos métodos se puede construir una vimana grande como un templo. Debe haber cuatro depósitos de mercurio en su interior, cuando son calentados por medio de un fuego controlado, el vimana desarrolla un poder de trueno por medio del mercurio. 

(Texto sacado del vídeo "Los Anunnakis saga completa" en youtube).