miércoles, 9 de octubre de 2013

Kriya para conservar el Cuerpo hermoso

1) Siéntate en postura fácil con la espina derecha. Respira larga y profundamente por la nariz. Concéntrate en el flujo de la vida que te es dado en cada respiración. Continúa durante 3 minutos. Inhala y sostén la respiración unos segundos. Exhala y relaja.


2) Postura de Rana modificada: las puntas de los pies están sobre el piso con los talones juntos y sin tocar el suelo. Las manos tocan el piso entre las piernas, la espina está derecha y las rodillas están separadas lo más posible. Presiona en el hueco de la base del cuello de la barbilla, sin bajar la mirada. Inhala profundamente y estira las piernas, alzando la cadera y bajando la cabeza hacia el pecho. Exhala y regresa a la postura inicial. Repite de 2 a 10 ranas. En la décima, quédate abajo y toma 3 respiraciones profundas. En cada exhalación retén afuera el aire y aplica Mul Bhand de 10 a 20 segundos. Repite todo el ejercicio una vez más.



 FRENTE
PERFIL

3) Sentado con las piernas estiradas hacia el frente: toma los dedos de los pies con las manos y relájate en esta postura durante 3 minutos.


El cuerpo es un templo de expresión y evolución humano. Los medios de comunicación y las amistades nos dicen que el cuerpo tiene muchas enfermedades, se desgasta y es muy frágil. Pero no es cierto. El cuerpo es sensible y se autorepara. Yogui Bhajan dijo:

"Este cuerpo hermoso no se lo puede comer nada menos tu propio ego. Dios no te mata. No hay muerte, sólo la de tu ego y la de tu negatividad. Eso reduce el voltaje de tu fuerza vital y de tu campo circunvolvente, te debilitas y la muerte empieza a acercarse. Este cuerpo es hermoso, fue creado por la imaginación especial del Creador. 

Nuestros propios hábitos de posesión, constricción, enfado, tensión y apego crean los patrones energéticos dentro del cuerpo que deforman el flujo natural de la energía vital. Esto abre la puerta a la enfermedad mental y corporal. Después de todo, nosotros también somos creadores y tenemos la habilidad de crear el ambiente en que vivimos. Creamos nuestro cuerpo con cada pensamiento, actividad y alimento. Necesitamos limpiar el cuerpo y reajustar el flujo de energía periódicamente porque somos producto de nuestros hábitos y somos muy pocos los que actuamos sin ego.

Esta kriya tienen una variación de la postura de la rana y es muy potente. Tienes que mantener la barbilla hacia dentro. Esto ajusta la energía sexual y equilibra el Prana y el Apana, es buena para la digestión y lleva la circulación a la cabeza. Si se hace con respiraciones potentes, rápidamente te hace sudar.

La gente busca la experiencia de Dios, la experiencia de la libertad, energía y consciencia. Si nos purificamos, entonces Dios se nos revelaría y moriría en nosotros. La energía infinita es el dador en toda situación, lo reconocemos a través del acto de limpiar, cuidar y usar lo que ya se nos ha dado.

Yogui Bhajan.