sábado, 3 de mayo de 2014

Respiraciones para el parto



La respiración es uno de los mejores métodos naturales para mantener la concentración, bajar el estrés y controlar el dolor. Durante el parto es imprescindible saber controlarla no solo para sobrellevar las contracciones sino para evitar la hiperventilación, el cansancio y dar a nuestro cuerpo la demanda de oxígeno necesaria para mantenernos vitales.
A continuación os mostraré cuatro tipos diferentes de panayamas (técnicas yóguicas de respiración) a usar en cada fase del parto según la autora Dorothy Guerra, que nos enseña en su libro “El método yoga para un parto natural”.

Fase Latente/Respiración Ujjayi:

La fase latente del parto se identifica por las contracciones cortas (entre 30 y 45 segundos) y el pico desaparece muy rápido.
La respiración Ujjayi o de océano se asemeja al vaivén de las olas del mar. Esta, calma el sistema nervioso  y ayuda al cuerpo a relajarse. Durante el parto te mantendrá consciente de lo que estás sintiendo y proporciona un estado de relajación. Ha de ser profunda y calmada. Cuando aumente la intensidad de la contracción, puedes vocalizar el sonido Om, de manera silenciosa unido a la respiración para controlar su frecuencia y la duración.

Fase Activa/Respiración Dirga

Durante la fase activa las contracciones serán largas (entre 45 y 90 segundos) y los picos serán más intensos.
Las respiración Dirga o de ascensor, es similar a la Ujjayi, solo que las inspiraciones y espiraciones se alargan hasta contar hasta tres. En lugar de inspirar y espirar a un ritmo constante, inspirarás al tiempo que visualizas un ascensor que sube tres pisos. Al espirar, visualizarás el descenso hacia el abdomen, como si el ascensor estuviera bajando. Será larga y continua, contando 3 al inspirar y tres al espirar.

Fase de Transición/Respiración Kapalbhati

Las contracciones serán más frecuentes, sin apenas descansos, y sentirás múltiples picos de dolor. Duran entre 60 y 90 segundos.
La respiración Kapalbhati consiste en inspirar profundamente por la nariz y expulsar el aire en tres o cuatro golpes por la boca.
En esta fase las mujeres tienden a respirar por la boca de manera natural. Sin embargo, si no controlan la respiración, es posible que expulsen el aire por la boca sin inhalar previamente, lo que las agota y les absorbe la energía.

Fase de Nacimiento o Expulsión/Respiración Sukha Purvaka

En esta fase ya se han alcanzado los diez centímetros de dilatación y un borramiento del cien por cien del cuello del útero. Durante la expulsión tendrás que aguantar la respiración y contar hasta diez. Debes dirigir la respiración hacia el músculo del perineo para que salga el bebé de manera eficiente. En ocasiones las mujeres aguantan la respiración pero sueltan el aire hacia arriba y no utilizan su potencia en dirección descendente. Para expulsar a tu bebé, debes presionar y aguantar la respiración hacia abajo, y contar hasta diez al menos cuatro veces durante una contracción.
Cuando empieza la contracción, respira profundo por la nariz, aguanta la respiración, haz fuerza hacia abajo y empuja. Inspira rápidamente por la nariz y aguanta la respiración, haz fuerza hacia abajo y empuja. Repítelo dos veces más.
Después haz una respiración larga y luego relájate hasta la siguiente contracción. El objetivo es aumentar paulatinamente la duración del tiempo que aguantas la respiración, y también el número de respiraciones que realizas durante cada contracción.


 http://www.revistanamaste.com/wp-content/uploads/2010/06/pregnant_inside.png