lunes, 12 de octubre de 2015

El Chakra Soma



Justo encima del paladar hay un chakra menor llamado Soma o Indu. 

Este es el centro de energía vinculado a la serena energía de la luna y la meditación de este chakra te ayuda a liberar tensión y ansiedad, calmar la ira y experimentar una sensación de tranquilidad y felicidad. 
Al trabajar con este chakra también adquieres la habilidad de controlar los elementos relacionados con los chakras.

Este chakra se estimula inspirando por la narina izquierda o con el Nasagra drishti, dirigiendo ambos ojos hacia la nariz. Puedes ubicarlo centrando la atención justo dentro el arco interior de la ceja izquierda. 
Visualízalo como un loto etéreo y níveo de 16 pétalos.

Se dice que este chakra es la fuente del néctar divino de la inmortalidad que tiene la capacidad de eliminar impurezas. Se cree que el néctar de energía rezuma de la "cueva" o espacio hueco entre los hemisferios cerebrales. (Probablemente se refiera al líquido encéfalo-raquídeo). La mayoría del tiempo, este néctar que conserva la juventud, fluye hacia abajo por el chakra soma y los otros centros de energía inferiores hasta el plexo solar , donde es quemado por el fuego de manipura. El resultado es que tu energía juvenil se disipa continuamente en este proceso.

Una de las maneras de bloquear esta pérdida de energía descendente, es practicar la postura restauradore Viparita Karani o postura pélvica.



Varias escrituras yóguica afirman que si eres capaz de detener el fluido descendente de néctar divino permanecerás joven para siempre, lleno de vitalidad y resistencia. Tal vez se refieran a una manera simbólica de referirse a la juventud.

Por otro lado, en el Gheranda Samhita, se habla de otra técnica para estimular este chakra que consiste en presionar el paladar con la lengua.