viernes, 25 de febrero de 2011

NIRVANA


El término nirvana tiene su origen del sánscrito y significa “calma” o “quietud”.ahora bien si hablamos del nirvana en una contexto religioso, este término suele utilizarse en religiones hindúes como el jainismo, el hinduismo y el budismo, con la finalidad de indicar un estado en el cual no se produce ningún tipo de actividad mental, lo que significará la liberación del espíritu. Pero según el contexto religioso en el cual se lo coloque el nirvana posee distintos tipos de implicaciones. Las religiones hinduistas y budistas suelen utilizar la palabra nirvana como sinónimo de calma, lo que implica que la persona que llegue a experimentar el nirvana se compara con la llama de un fuego apagado, esto se debe a que todos los deseos, pensamientos, emociones, necesidades y sensaciones, desaparecen lo que implica que el nirvana realmente no es un estado, sino que se trata de una verdad absoluta que debería ser experimentada por cada persona. Hay prácticas actuales, que pueden llegar a acercarnos a un estado de nirvana pero sin la necesidad de que las mismas tengan un alto contenido religioso; por ejemplo, el Reiki o el estudio sobre la metafísica pueden ayudarnos a realizar un avance a la iluminación de la conciencia, es decir que la experiencia del nirvana es perfectamente posible mediante el trabajo y el estudio sobre uno mismo.

Nirvana hinduista

El nirvana es una estado de liberación del sufrimiento y la connotación que se le da es que esta experiencia es la única capaz de extinguir el fuego interno que provocan las emociones negativas fuertes, rompiendo el ciclo de transmigración que, sin la ayuda del nirvana seria algo eterno. En el hinduismo, el nirvana habla de la unión con el Yo absoluto, por ello es que esta experiencia apunta a que se realice un suceso de paz interior y a la fundición del alma con la divinidad absoluta. Por otra parte, el nirvana hinduista toma el concepto básico de liberación de una manera distinta para cada credo hindú.
Por ejemplo, los Vaishnavas consideran que el nirvana como método de unión con Dios no puede ser llevado a cabo ya que lo que se debe lograr es que nuestra alma sirva a la divinidad y no que se fusione con ella, por esta razón esta es la única rama hinduista que no practica la experiencia nirvana ya que prefieren servir a Dios en lugar de fusionarse con el, aunque tengan que atravesar por diferentes sufrimientos. La naturaleza del nirvana hinduista ha sido un tema de debate en el occidente, ya que muchos estudiosos e investigadores del tema sostienen que el nirvana requiere de una total aniquilación aunque muchos otros le dan el significado como beatitud eterna. Estos dos puntos de vista son causantes de varios problemas; el nirvana no es algo que realmente se pueda describir y solo puede conocerse y comprenderse si se experimenta.

Nirvana budista

Buda Gautama, creador de la religión budista, redefinió la utilización del nirvana que se utiliza en el hinduismo por medio de un proceso de meditación que ayuda a analizar el cuerpo y la mente con la característica de ser carentes de de una individualidad intrínseca. En este proceso existe un cierto vacío que se presenta en el cuerpo y en la mente de la persona que esta llevando a cabo la práctica del nirvana. Si embargo, al igual que el nirvana hinduista, cuando se lleva a cabo la experiencia del nirvana budistas se produce una liberación del sufrimiento causado por la existencia de todos los estados distintos de reencarnación a los que se todos estamos sujetos.
Pero la diferencia radica en que el budismo llevara esta idea hasta la sus últimas consecuencias. Por otra parte es importante que destaquemos el hecho de que mucha gente señala que el nirvana budista afirma que esta práctica es lo opuesto al mundo tal como lo vivimos ahora, y esto es muy errado ya que si lo analizamos desde el punto de vista de la doctrina budista entenderemos que tanto los dioses como los individuos están atadas al Karma, por lo tanto muchas personas deciden distanciarse del estado de nirvana como medio de liberación absoluta como lo plantea la filosofía que rodea al nirvana hinduista. Por último no queremos dejar de mencionar que el nirvana budista también indica la idea de extinción definitiva tras la muerte, por lo que esta religión entiende que el nirvana no es una finalidad externa sino que al igual que el encuentro con la naturaleza de cada uno, éste necesita un mayor reconocimiento. Muchos fieles se refieren al nirvana budista como una hermandad y una condición intrínseca y vacía.