jueves, 7 de julio de 2011

VARIACIÓN DE SAT KRIYA. PARA EL PODER ANGELICAL

1ª PARTE

POSTURA:
Siéntate en postura fácil o en una silla, con la espalda recta.


MUDRA:
Levanta el brazo derecho y extiéndelo bien con la mano en puño y el dedo índice estirado hacia el techo. La mano izquierda descansa sobre tu corazón.

CONCENTRACIÓN:
Ojos cerrados y dirigidos al tercer ojo.

RESPIRACIÓN:
Se produce de manera automática al cantar el mantra.

MANTRA:
Canta SAT NAM, a ritmo constante, aproximadamente 8 repeticiones cada 10 segundos. Canta SAT metiendo el ombligo con fuerza hacia dentro, y canta NAM al relajar el ombligo hacia fuera. Durante el último minuto, en lugar de pronunciar el mantra, lo vas a silbar. Silbas hacia dentro al pronunciar mentalmente SAT y silbas hacia fuera al cantar mentalmente NAM. Es difícil pero te relajará internamente.
Si no sabes silbar, toma y suelta el aire por la boca con los labios fruncidos.

TRADUCCIÓN DEL MANTRA:
La Verdad es mi identidad.

FINAL:
Para terminar, inspira profundamente, retén el aire 10 segundos y estira la columna. Espira por la boca con respiración de cañón. Inspira de nuevo, retén el aire 10 segundos y levanta ambas manos hacia arriba, apuntando con los dedos índices al techo, estira la espalda, eleva el diafragma y mete el punto del ombligo hacia dentro. Espira con respiración de cañón, por la boca. Inspira nuevamente y entrelaza los dedos por encima de la cabeza, levanta tu cuerpo y estira tu espalda. Espira con respiración de cañón por la boca y relaja.

COMENTARIO:
“Tenemos el poder de crear en nosotros mismos la fuerza que necesitamos. El cuerpo no fue creado para maltratarlo. Nosotros somos parte animal, parte humano y parte angelical. Esa es la razón por la cual sufrimos. Si quieres conducir un coche sin frenos, seguro que tendrás un accidente. Existen personas que hablan a través de un altavoz toda su vida y a nadie le importa. Existen personas que solo dicen dos palabras y el mundo los escucha.”

Yogui Bhajan

2ª PARTE

POSTURA:
Siéntate en postura fácil o en una silla, con la espalda recta.