domingo, 22 de abril de 2012

Serie para la cadera, los muslos y las piernas


1) Acuéstate sobre la espalda con las piernas estiradas. Levanta las piernas a 30 cm del piso y ábrelas lo más posible. Inhala y trae el talón izquierdo hacia adentro, exhala y trae el talón derecho hacia adentro, estirando la pierna izquierda. Al meter el talón, trata de acercarlo lo más posible hacia tus glúteos. Mantén siempre las piernas a 30 cm del piso (si es necesario, coloca las manos debajo de tus glúteos para mayor soporte). Continúa por 1 minuto. 

 

2) Siéntate con las piernas estiradas hacia el frente, lo más abiertas posible. Tómate del dedo gordo del pie derecho con las dos manos. Inhala y levanta la cabeza, exhala y baja la cabeza hacia la rodilla derecha. Mantén cerradura de cuello. Repite este movimiento 20 veces. Cambia la pierna, tomando el dedo gordo del pie izquierdo con las dos manos y sube y baja a la rodilla izquierda 20 veces. 

 

3) En la misma postura, tómate del dedo gordo del pie derecho con la mano derecha y del dedo gordo del pie izquierdo con la mano izquierda. Inhala y levanta la cabeza, manteniendo cerradura de cuello; exhala y baja la frente hacia la rodilla izquierda, inhala con la cabeza y el torso arriba, exhala y trae la cabeza y el torso a la rodilla derecha. Continúa alternando rodillas 20 veces. 

 

4) En la misma postura, inhala y alza la cabeza, exhala y bájala hacia el piso. Mantén la cerradura de cuello. Continúa rápidamente con respiración de fuego 20 veces. Relájate. 

 

5) Siéntate sobre los talones con las manos sobre el piso frente a las rodillas. Los glúteos permanecen sobre los talones. Comienza a flexionar la espina, inhalando al estirar la columna hacia el frente, exhalando al doblar la columna hacia atrás. Mantén cerradura de cuello. Continúa por 3 minutos. Relájate. 

Cuando la cadera, los huesos y otras coyunturas en el área de la cadera no están ajustados y en su lugar apropiado, la columna es afectada también. Es lo suficientemente afectada como para causar dolores en la espalda y para desbalancear el cuerpo. Esta serie de ejercicios es específica para estirar toda el área de la cadera, ajustándola y fortaleciéndola y así la columna y el cuerpo pueden funcionar correctamente. Es una serie excelente para aliviar el dolor del nervio ciático y mantenerlo en buenas condiciones.