lunes, 14 de marzo de 2011

El Yoga y el Pilates

En los últimos años el Pilates ha experimentado un boom en España.
Tecnica creada por Joseph Pilates en el siglo pasado, en la década de los 10, llega ahora a nuestro país, tras ser creada en Alemania y difundida en Estados Unidos.
Pero ¿de donde surge esta técnica?

Pilates fue un niño enfermo, padecía asma, raquitismo y fiebre reumática, lo cual hizo que los médicos le predijeran una vida a merced de una silla de ruedas.
Pero la fortaleza y las ansias de conocimiento hicieron que el joven Joseps estudiara de manera autodidacta toda la anatomía  y biomecánica del cuerpo humano, no solo através de libros de medicina y atlas anatómicos si no que, también se interesó por la filosofía oriental y la "educación física" de los griegos y romanos  a los que admiraba porque consideraba que habían conseguido el ideal de equilibrio entre el cuerpo, la mente y el espíritu. Así, practicó diversas disciplinas que influirían en su método de entrenamiento, como culturismo, lucha, yoga, taichí, meditación zen y gimnasia, a lo que sumó el estudio de la mecánica corporal y de la correcta respiración.
Fue tal su determinación para mejorar que a los catorce años, superadas sus enfermedades, comenzó a posar como modelo anatómico y con el tiempo se convirtió en un gran deportista, consiguiendo cierto éxito como boxeador y gimnasta y adquiriendo un buen nivel en natación, submarinismo y esquí.

Cuando oí hablar a mi hermano del pilates, ya que se lo había recomendado el médico por sus constantes lumbalgias, al principio era un poco excéptica, ya que muchos de sus ejercícios me recordaban al Kundalini Yoga. Pero cuando empecé a estudiarlo en el curso de monitores de Pilates me di cuenta de que es una excelente técnica de corrección postural, relajación y a la vez muy energética.
A raiz de conocer más a fondo los ejercicios me di cuenta de que es el compañero ideal del yoga, ya que se complementan a la perfección.
Cuando practicaba la postura de la cobra durante 3 minutos, siempre tenía que descansar 2 o tres veces porque mis lumbares no soportaban la presión de la postura. Pero al comenzar a practicar pilates, podía mantener la postura durante esos tres minutos, sin descansar ni una sola vez y con las piernas y los pies juntos, cosa que nunca había conseguido ya que se terminaban siempre separando unos 30 cm.
Este es uno de los muchos ejemplos de posturas de yoga que he podido perfeccionar ayudándome con el método Pilates.

Una cosa que tienen en común el Kundalini yoga y el Pilates son los bandas.
Pilates acuñó el término Power Hose (casa de poder) refiriéndose al abdomen y la musculatura sacro-lumbar como primer power hose y a la musculatura pectoral, dorsal y cintura escapular como segundo power hose. Estas casas de poder se activaban cuando la persona contraía los músculos del suelo pérvico (ano y genitales) y el abdomen (primer power hose) incluyendo también la zona del plexo solar, y activando el 2 P.H. al colocar planos los homóplatos sobre la espalda y metiendo hacia la garganta la barbilla.
Pues bien, todas estas contracciones musculares se practican de la misma manera en yoga, y al hacerlas todas a la vez, como en pilates, las denominamos Maha Bhanda o Gran Cerradura, que en definitiva es la aplicación de Mula Bhanda (Contracción del suelo pélvico y el abdomen), Udiyana Bhanda (Contracción del plexo solar) y Jalandara Bhanda (Cerradura de la garganta).
En Kundalini yoga, la mayoría de las veces se aplica Mula Bhanda al finalizar cada ejercicio, Jalandara (cerradura garganta) Durante casi todos los ejercicios, mientras que Udiyana Bhanda se aplica en muy contadas ocasiones ya que esta cerradura es mucho más exagerada en yoga que en pilates.
Cuando se aplica Mula Bhanda, generalmente se hace para elevar la energía Kundalini y Jalandara Bhanda, para suprimir la curva cervical y que la energía y el flujo espinal lleguen más directamente a la cabeza sin tener que trazar esa curva.
En pilates, además, se aplica Udiyana bhanda, no tan fuerte como el yoga, para que todos los músculos abdominales y lumbares trabajen al mismo tiempo, se fortalezcan y creen una faja natural en esa zona para que le sea más comodo a las vertebras lumbares mantener el peso del resto del cuerpo. Pero este no es el único motivo.
Activando estos power hose o bhandas, se estimulas de manera directa los 5 primeros chakras y de manera indirecta el 6º y 7º.
La energía que se crea en una clase de pilates es tan grande, que el efecto inmediato sobre la persona es una sensación de calma, equilibrio, bienestar y buen humor y optimismo. Esto también se puede conseguir con el yoga, pero no en todos se practica el uso de las bhandas, como hace el Pilates que cada vez es más habitual oír hablar de él como "el yoga occidental"

La respiración pilates, es totalmente contraria a la del yoga. En yoga se hace todo el tiempo por la nariz y con el abdomen mientras que en pilates, al tener el abdomen hacia dentro, se lleva el aire hacia los laterales de las costillas, elevando de hecho las costillas flotantes, masajeando así los músculos más internos de la caja torácica. El aire se toma por la nariz y se expulsa suavemente por la boca crendo un profundo estado de calma durante el ejercico. En lugar de ser masajeadas las vísceras abdominales como en el yoga, en pilates se masajéan las vísceras torácicas. Por eso se complementan tan bien, lo que paracticas con uno, lo haces con el otro.

Yo animo activamente a todos los yoguis y yoguinis que hagan la prueba de practicar, como mínimo un año, ambas disciplinas, para que vivan ellos mismos estos efectos. Llevo practicando yoga 11 años, y nunca me han salido tan bien como ahora las posturas.

Tambien es muy recomendable para personas dedicadas a la danza, o personas que quieran corregir escoliosis, hipercifosis, hiperlordosis, rodillas en varo y valgo, un desequilíbrio en las caderas y los hombros, o símplemente para dar fortaleza y flexibilidad a los músculos.
Por norma general lo pude practicar todo el mundo pero no se lo recomienso a mujeres embarazadas por la constante contracción abdominal que se lleva acabo y por los mismos ejercicios ebdominales que conlleva el hacer pilates.
Si estás embarazada y quieres practicarlo sin riesgo, asegúrate de buscar a un profesional especializado en pilates para embarazadas.

Espero que os resulte interesante la información y que la podais llevar a cabo.

Saludos y bendiciones

Amrit Nam Kaur (Inma Martín)