miércoles, 6 de abril de 2011

MEDITACIÓN EN DOS PARTES PARA VER TU GRACIA Y SOBREPONERTE A TUS ACCIONES DE REFLEJO

1ª PARTE

POSTURA:
Siéntate en postura fácil o en una silla, con la espalda recta.
Las manos las puedes colocar relajadas sobre las rodillas o en cualquier mudra que te ayude a concentrarte.


CONCENTRACIÓN:
Ojos cerrados y dirigidos al punto del tercer ojo.

RESPIRACIÓN:
Inspira profundamente, por la nariz y canta el mantra.

MANTRA:
Canta el mantra SAT (alargando la a) en seis olas y canta un corto NAM en la séptima.
La primera ola de sonido empieza en la base de la columna, llevando toda la atención hacia ese punto. Después el sonido se mueve a través de los órganos sexuales, el punto umbilical, el centro del corazón, el centro de la garganta y el punto del tercer ojo. Al cantar Nam, deja que la energía y el sonido del séptimo chakra, salgan por la coronilla a través del aura. Luego, respira otra vez profundamente y repite el proceso.

TRADUCCIÓN:
SAT significa “Verdad” y NAM “Identidad”.
TIEMPO: 1 minuto.

2ª PARTE

RESPIRACIÓN:
Vas a inspirar completamente, por la nariz, en 16 partes iguales. Corta cada inhalación suavemente estrechando la nariz. Después, haz una sola espiración, de manera continua, también por la nariz. Pronuncia mentalmente el mantra SAT con cada inspiración.

TIEMPO: Haz esta meditación durante 5 minutos el primer día. Después, ve aumentando 1 minuto por día hasta llegar a un máximo de 31 minutos.

FINAL:
Inspira profundamente, retén el aire 10 segundos, espira y relaja.

COMENTARIO:
Tenemos que sobreponernos a nuestras acciones de reflejo ocupándonos de nuestros instintos, o nos volveremos menos humanos y perderemos el contacto con nuestra fuente interior de energía superior, integración e inspiración.
Lo primero que tenemos que hacer para encontrarnos es valorarnos a nosotros mismos y a la energía vital que nos sostiene. Una persona que empieza a meditar en la respiración, empieza a valorar la vida.