martes, 19 de abril de 2011

MEDITACIÓN PARA EL ESCUDO DIVINO (AURA)


1ª POSTURA:
Siéntate con la rodilla derecha doblada hacia arriba y la pierna izquierda en el suelo y doblada. La protuberancia metatarsiana del pie izquierdo contacta ligeramente con el hueso del talón derecho. Soporta el peso del cuerpo hacia atrás con el brazo izquierdo haciendo un puño con la mano y apoyándolo en el suelo. El codo derecho se apoya en la rodilla derecha. La base del pulgar de la mano derecha toca el hueso mandibular y el resto de la mano forma una copa sobre el oído, con la parte superior abierta.


     
CONCENTRACIÓN:
Ojos cerrados y dirigidos al tercer ojo.

RESPIRACIÓN:
Inspira profundamente y espira cantando el mantra.

MANTRA:
Inspira y empieza a cantar MAAAAAAA, de manera larga y suave hasta vaciar tus pulmones.
Escucha el sonido a través de la palma de tu mano.

TIEMPO: De 7 a 31 minutos. Luego cambia de lado y repite el mismo tiempo.

FINAL: Inspira profundamente, retén el aire 10 segundos, espira y relaja.

COMENTARIO:
Esta meditación fortalece el escudo magnético del cuerpo, y los pensamientos negativos se convierten en energía positiva al pasar a través del escudo áurico. Esto te ayudará a evolucionar, a no tener miedo y a abrir tus potenciales.