sábado, 21 de mayo de 2011

Shankh Mudra o Mudra Caracola




Rodea el pulgar izquierdo con los cuatro dedos largos de la mano derecha y apoya el pulgar derecho en dedo medio extendido de la mano izquierda. Las manos unidas en esta posición recuerdan a una caracola. Sostén las manos delante del esternón.
Puedes practicar el mudra 3 veces al día durante 15 minutos.
Este mudra se practica en los rituales de muchos templos indios. Allí por las mañanas, se sopla el cuerno de caracola para anunciar la apertura de las puertas del templo. Lo mismo es válido para nuestro templo interior, en donde brilla la luz divina y que también debe abrirse.
El mudra caracola elimina cualquier problema de garganta y si se practica con regularidad, sobre todo recitándose el mantra OM, hasta puede mejorar la voz. También actúa relajando y ayuda a recogerse en el silencio.
Deja primero que el mudra y el canto del OM te proporcione paz y recogimiento. Observa tus manos como una caracola marina y el dedo que mantienes sujeto, como la perla en su interior. El pulgar izquierdo simboliza el Yo superior, con quien te unes armoniosamente y te proporciona toda la ayuda necesaria o te otorga confianza, sensación de seguridad y en definitiva, todo aquello que necesites.