miércoles, 7 de diciembre de 2011

SHUNNIA KRIYA. NO SOY NADA, MÁS QUE DIOS

POSTURA:
Siéntate en postura fácil o en una silla, con la espalda recta.
Estira los brazos hacia los lados, paralelos al suelo, siguiendo la línea del hombro, y coloca las manos hacia abajo con los dedos separados y muy estirados.
Las manos se moverás, girando las palmas hacia arriba y hacia abajo, al ritmo del mantra.

                                    Palmas hacia abajo                          

                                                       Palmas hacia arriba

     
CONCETRACIÓN:
Ojos mirando la punta de la nariz.

RESPIRACIÓN:
Se hace de manera automática al cantar el mantra.


MANTRA:
JAR, JAR, JAR, JAR, JAR. . . (Pronunciado fonéticamente en castellano).
Cántalo en tono monocorde.
Con cada Jar, gira tus manos hacia arriba y hacia abajo.
Jar significa Dios.

TIEMPO: 11 minutos.

FINAL: Inspira y retén el aire 10 segundos mientras estiras tus manos, con las palmas hacia abajo, todo lo que puedas. Espira. Repite este proceso 2 veces más. Con la última respiración eleva la energía desde la base de la columna hasta la coronilla y espárcela a tu alrededor. Espira y relaja.

COMENTARIO:
Esta meditación actúa sobre los hombros, la artritis, el sistema digestivo y el colon.