jueves, 16 de mayo de 2013

MEDITACIÓN PARA GENERAR ENERGÍA CURATIVA “SAT KRIYA”


POSTURA:
Siéntate en la postura de la roca (sobre los talones), con la espalda recta.
Si no estás cómodo en esta postura, siéntate con las piernas cruzadas o en una silla.
Ahora sube los brazos arriba y estíralos, para luego entrelazar todos los dedos de las manos, a excepción de los dedos índices, que permanecen juntos y estirados apuntando al cielo.


CONCENTRACIÓN:
Con los ojos cerrados, imagina un rayo de luz que llega al ombligo mientras cantas “SAT” (mete el ombligo hacia dentro, rápidamente y con fuerza). Lleva ese rayo al interior de tu vientre e imagina que sale por tu tercer ojo (punto del entrecejo)  mientras cantas “NAM” y relajas el ombligo.

RESPIRACIÓN: La respiración se produce de manera natural mientras cantas.

MANTRA:
“SAT NAM” Al cantar Sat, mete el ombligo hacia dentro y al cantar Nam relájalo. También puedes aplicar la cerradura Mool Bhanda al cantar “Sat” y relajarla al cantar “Nam”.
Canta y aplica la contracción umbilical  con un ritmo regular, unas 8 o 10 veces por segundo.

TRADUCCIÓN DEL MANTRA: “La Vedad es mi identidad”

TIEMPO: De 3 a 11 minutos. Si eres principiante puedes empezar con 1 minuto e ir aumentando el tiempo con la práctica.

FINAL:
Inspira profundamente y retén el aire dentro entre 10 y 15 segundos, sin deshacer la postura, y aplica la cerradura Mool Bhanda. Espira completamente. Repítelo dos veces más. En la última espiración, aguanta sin respirar y aplica la cerradura.
Concéntrate en subir la energía por la columna hasta la cabeza, canalizando mentalmente la energía para que fluya hasta la parte superior del cráneo. Después, descansa durante el mismo tiempo que hayas empleado en hacer el ejercicio.

COMENTARIO:
Esta meditación recibe el nombre de Sat Kriya y es una de las kriyas más poderosas en la ciencia del Kundalini Yoga. Con su práctica regular, se aumenta la capacidad pulmonar, se perfecciona el funcionamiento de los órganos, se estimula la circulación, se genera mucha energía y la Kundalini asciende por la columna.