jueves, 13 de enero de 2011

EL KIBALION, LA FILOSOFÍA HERMÉTICA

Desde el antiguo Egipto llegaron las enseñanzas fundamentales y secretas que han influido en los sistemas filosóficos de todos los pueblos durante centurias. Egipto fue la cuna de la sabiduría secreta y de las doctrinas místicas.
Entre los grandes maestros de Egipto existió uno al que los demás proclamaron "el Maestro de los Maestros".
Este hombre fue conocido bajo el nombre de Hermes Timegisto. Fue el padre de la sabiduría, el fundador de la astrología, el descubridor de la alquimia. Los detalles de su vida se han perdido para la historia, debido al inmenso espacio de tiempo transcurrido desde entonces. Lo creen coetaneo de Abraham, e incluso se llega a afirmar que Abraham obtuvo del mismo Hermes muchos de los conocimientos que poseía.
Después de haber transcurrido muchos años desde su muerte (se dice que vivió trescientos años), los egipcios lo deificaron e hicieron de él uno de sus dioses bajo el nombre de Tot. Años después, los griegos hicieron también de él otro de sus dioses y lo llamaron "Hermes", el dios de la sabiduría. Los griegos y los egipcios reverenciaron su memoria denominándole "El inspirador de los dioses", y añadiéndole su antiguo nombre "Trimegisto" que significa "El tres veces grande".
Aún en nuestros días utilizamos el término "hermético" en el sentido de "secreto", "reservado", etc. . ., y esto es debido a que los hermetista siempre habían guardado rigurosamente el secreto de las enseñanzas.
Pero siempre han existido unas cuantas almas que conservaron viva la llama, transmitida del Maestro al Discípulo, del iniciado al neófito, de los labios a los oídos.
La filosofía hermética es la única clave maestra que puede abrir las puertas a todas las enseñanzas ocultas.
En los antiguos tiempos existió una compilación de ciertas doctrínas herméticas que eran las bases fundamentales de toda la Doctrina Secreta. Esta compilación fue conocida por el nombre de "El Kibalion", cuyos preceptos no habían sido nunca escritos hasta ahora.
Estas enseñanzas constituyen realmente los principios básicos de "la Filosofía Hermética", la cual se cree que está basada en el dominio de las fuerzas mentales, es la transmutación de una clase de vibraciones en otras. La leyenda a cerca de la Piedra Filosofal, que convertía todos los metales en oro, era una alegoría relativa a la Filosofía Hermética, dando a conocer pues los Siete Principios Herméticos:

I. El Principio de Mentalismo
II. El principio de Correspondencia
III. El principio de Vibración
IV. El principio de Polaridad
V. El principio de Ritmo
VI. El principio de Causa y Efecto
VII. El principio de Generación

Los cuales explicaré en otra ocasión.