domingo, 9 de enero de 2011

Una meditación optima para superar el síndrome pos vacacional

MEDITACIÓN MANGALACHARAN MANTRA

POSTURA:
Siéntate en postura fácil o en una silla, con la espalda recta.


MUDRA:
Lleva las palmas de las manos juntas, en el mudra de oración, al centro del corazón. Los pulgares presionan ligeramente el esternón.

CONCENTRACIÓN:
Ojos cerrados y dirigidos al punto del entrecejo.

RESPIRACIÓN:
Se hace de manera automática al cantar el mantra.

MANTRA:
AD GUREY NAMEH
YUGAD GUREY NAMEH
SAT GUREY NAMEH
SIRI GURU DEV NAMEH
(Pronunciado fonéticamente en castellano).
Cuando cantes la primera línea siente la energía del mantra en tu lado derecho.
Cuando cantes la segunda línea lleva esta detrás de ti, en la tercera línea llévala a tu izquierda.
Cuando cantes la cuarta y última línea lleva la energía delante de ti cerrando el círculo de luz.
 Si no dispones de música para el mantra, cántalo en mono tono.

TRADUCCIÓN:
Me inclino ante la Sabiduría Primordial, 
Me inclino ante la Sabiduría de los Tiempos,
Me inclino ante la Verdadera Sabiduría,
Me inclino ante la Magnífica Sabiduría Divina.

TIEMPO: 11 minutos.

FINAL: Inspira, retén el aire 10 segundos, espira y relaja.

COMENTARIO:
Este mantra te da protección y alegría. Te rodeará con la bella luz protectora.