miércoles, 26 de enero de 2011

MEDITACIÓN PARA EL ENFOQUE Y LA DULZURA

POSTURA:
Siéntate en postura fácil o en una silla, con la espalda recta.
Con los cuatro dedos de la mano derecha, siente el pulso en la muñeca izquierda. Una vez que encuentres el lugar donde el pulso es más fuerte, coloca los dedos en línea recta, presionando un poco para sentir el latido en la punta de los dedos.




CONCENTRACIÓN:
Ojos cerrados y dirigidos al punto del entrecejo.
                                                   

RESPIRACIÓN:
Larga y profunda, siempre por la nariz.

MANTRA:
Con cada pulsación, mentalmente pronuncia el mantra SAT NAM.

TIEMPO: De 11 a 31 minutos.

FINAL: Inspira, retén el aire durante 10 segundos, espira y relaja la postura.

COMENTARIO:
Esta es una meditación simple, perfecta para principiantes. Ayuda a nutrir la capacidad de concentrarse en la acción. También te ayudará a responder con un enfoque penetrante, templado por la dulzura, en situaciones estresantes, que se puedan presentar en el día a día.