viernes, 5 de agosto de 2011

LA ASCENSIÓN


Todo hombre y toda mujer  al menos una vez en la vida se preguntan  que a qué han venido al mundo. Cuando uno llega a un punto en su evolución en donde las cosas materiales de la Tierra tienden a perder su encanto para él, comienza a buscar en dirección a la Iluminación
Espiritual, el momento en que se inicia en el sendero hacia su Ascensión. Cuando alcanza su Ascensión, ha llegado a la meta de su evolución en la Tierra. Entonces se convierte en Uno con su propia Presencia "YO SOY» y, por consiguiente, Uno con Dios Mismo. Es Maestro de toda energía y sustancia y es libre para viajar por todo el Cosmos. Sin embargo, no termina aquí su evolución como Ser Divino, a través del cual podrá convertirse aún en un Dios Solar, dirigiendo las energías de un sistema planetario con sus habitantes. El estado de conciencia más allá de este punto en el esquema de la evolución, ha sido llamado "Nirvana", lo cual con frecuencia se ha definido como un "estado de dicha suprema". Sin embargo, debe comprenderse claramente que este estado es una expansión de la individualidad y una vez obtenido, puede renunciarse a él con el objeto de prestar un mayor servicio a la vida.