jueves, 4 de agosto de 2011

¿QUÉ ES EL YO SOY?

El poderoso verbo Yo Soy, más que un simple verbo es el Dios vivo, vivo en mí,  en los que me rodean y en todo el mundo. Yo Soy es la más pura manifestación de lo divino en la tierra, es la voluntad de Dios actuando a través de nosotros. Yo Soy es la VIDA eterna e indestructible, el "universo" es la mas clara manifestación de vida. Yo Soy es AMOR, él nos creó amándonos, esperando que nosotros descubramos y utilicemos esta fuente que todo lo cura. Yo Soy es la VERDAD, la presencia que impera en nuestras vidas y que sale a flote desde cualquier profundidad de mentira. Yo Soy es INTELIGENCIA, la energía que se mueve en nosotros y en todo lo que nos rodea. Yo Soy es UNIDAD, nosotros estamos hechos a imagen y semejanza de Dios, somos una parte de él. Yo Soy es ESPIRITU, es la mágica presencia que todos poseemos, nosotros somos espíritu eternos. Yo Soy es PRINCIPIO, la armonía perfecta. Yo Soy es nuestro diario vivir, lo que nos rodea, lo que somos. Comprendo esto y lo acepto. 
Marcos Hugo Cárdenas Mancilla

MEDITACIÓN EN EL SER: YO SOY, YO SOY

POSTURA:
Siéntate en postura fácil o en una silla, con la espalda recta.



MUDRA:
La mano derecha está en gyan mudra, uniendo el dedo pulgar con el índice, sobre la rodilla derecha, mientras que la mano izquierda está a la altura del centro del pecho con la palma de la mano mirando hacia el cuerpo y los dedos apuntando hacia la derecha.

CONCENTRACIÓN:
Ojos abiertos una décima parte.

RESPIRACIÓN:
Se produce de manera automática al cantar el mantra.

MANTRA Y MOVIMIENTO DE LA MANO:
Coloca la mano izquierda a 15 cm de tu pecho y canta YO SOY al acercar la mano hacia el cuerpo, pero sin tocar el pecho, con una separación de unos 5 cm. Después, canta de nuevo YO SOY, alejando la mano del cuerpo, quedando a unos 20 cm del pecho. Después inspira en la postura original y continúa con la secuencia de movimiento.
Acompaña tu canto con un CD. Si no dispones de la música, cántalo en tono monocorde.

TIEMPO: De 11 a 31 minutos.

COMENTARIO:
Este mantra sirve para conectar nuestra identidad finita y terrenal, con nuestra identidad infinita y celestial. Al cantar el primer Yo Soy, la mente se pregunta “¿Qué es lo que soy?” y al cantar el segundo, la mente responde “Yo soy lo que soy”.